Nuestro proyecto

Arihúconhij@s es un espacio de trabajo y convivencia en el que vivir y compartir experiencias relacionadas con la crianza y la familia, en un ambiente cuidado, cálido y agradable.

Aquí, un equipo multidisciplinar de profesionales altamente motivad@s, que escogemos cada día nuestro trabajo, nos ponemos a vuestra disposición.

Todas las personas y familias que venimos a Arihú somos diferentes y todas somos bienvenidas

Tamara de la RIva

Si busco en mis primeros recuerdos siempre contestaba lo mismo a la pregunta qué quería ser de mayor: niñera o profesora, sabía que trabajaría con niñas y niños. Por eso no tengo muy claro si escogí libremente esta profesión o si fue ella, uno de esos misterios sin respuesta, la que me eligió a mí.

Objetivo en mente, dediqué mi formación a la infancia, pero también a los colectivos más desprotegidos y con riesgo de exclusión social. En mi bagaje profesional pasé por centros infantiles (públicos y privados), centros de acogida, hogares y centros de menores, con y sin medidas judiciales, también de atención a menores extranjeros no acompañados, y tuve muchas experiencias en atención a la discapacidad, trabajando con peques y adultos.

Siempre agradecida por cada experiencia de vida (aunque en algunas me hizo falta perspectiva para poder agradecer), tenía una y otra vez la sensación de no encajar del todo en la mayoría de entidades y empresas en las que trabajé. Si bien en casi todas el fondo era bueno, no lo eran tanto las formas y yo sabía (como muchas compañeras y compañeros de camino) que existía otro modo de hacer. Era necesario un cambio de paradigma, más respetuoso con la infancia y las familias. Ese que encontraba en los Wild, de Montessori y Steiner, de Emmi Pikler, pero también en Francesco Tonucci, Paulo Freire o Boris Cyrulnik entre otros.

En 2011 nace Ariadna, mi hija. Cargadita de amor y leche, mi vida se pone patas arriba. Pido una excedencia en mi empleo (en aquel entonces en un centro ocupacional con adultos con discapacidad intelectual) y me lo replanteo casi absolutamente todo.

Inicio un camino de madre de día y acompañante en Madrid, ciudad natal a la que había vuelto tras 15 años muy cerquita del mar. Aquí conozco a Sina (contigo al fin del mundo), como profesional y amiga, y pongo a mi hija en sus manos… Luego ella será mamá y me permitirá acompañarla un tiempo a través de su pequeño, cerrando un círculo. Pero esa es otra historia.

Y comienza a gestarse Arihú como un sueño lejano, un “querer hacer si se pudiese”. Un espacio donde poder hacer las cosas como queremos: desde una total profesionalidad, pero con mucho amor. Un espacio que me permite, con flexibilidad, conciliar y disfrutar de mi hija. Y un día abre sus puertas.

ARIHÚconhij@s, centro de apoyo a las familias. Al fin, me siento en casa.

Sina Ruiz Broxton

Como Terapeuta Ocupacional inicié mi bagaje profesional en diferentes ámbitos de la geriatría mientras ampliaba mi formación para especializarme en Terapia Infantil, con formación complementaria en Psicomotricidad, Integración sensorial y Terapia del movimiento rítmico, entre otros.

Poco a poco consigo introducirme a nivel profesional en Pediatría consiguiendo mi objetivo trabajar con niños y con su increíble capacidad de superación. Uno de los trabajos más gratificantes que he tenido. Descubro cómo los niños son realmente fascinantes por naturaleza, llenos de vida y desbordando bondad por todo su ser.

En el 2013 comienzo otro bagaje, pero esta vez a nivel personal: el de la maternidad y la crianza. Un camino que busco con mucha ilusión, amor y esperanza – como cualquier otra mamá – y que supone uno de los momentos más importantes de mi vida pero que, a su vez, me crea momentos de inseguridad, agotamiento e incluso frustración. Y me doy cuenta de que es maravillosa la maternidad, pero no tanto como pensaba.

Compartiendo mis vivencias con amigas y otras mamas, tomo conciencia de que no soy la única que se encuentra en esta situación, lo que me hace abrir los ojos, contemplando la necesidad de fomentar espacios donde compartir, informar y vivir la crianza de una forma respetuosa.

En 2015 inicio este nuevo camino, la construcción de ARIHÚconhij@s junto a Tamara, una de las inquietas mamas y amiga que me encontré en la maternidad y también con un equipo de grandes personas motivadas por el mundo infantil que a día de hoy forman Arihú, con la idea de ofrecer un espacio en el que compartir nuestros conocimientos profesionales, personales y que me permita compaginar el trabajo con la crianza que deseo darle a mi peque.